Informes del Pronóstico del Tiempo

Perspectivas Julio – Agosto Septiembre

Compartir esta página:

Las reservas de humedad en el suelo en la región Pampeana permanecen elevadas, más aún sobre el noreste del país debido a las abundantes lluvias registradas en el primer semestre y particularmente durante junio. Estas condiciones difícilmente cambien en lo que resta del año ya que los pronósticos estacionales confirman cada vez más la probabilidad de desarrollo del fenómeno de “El Niño”, lo que ocurriría a partir de los próximos meses, perspectivas que ya anticipamos en informes anteriores en www.climacampo.org.
Si bien la intensidad del fenómeno aún no está definida, este escenario permite prever con mayor seguridad  que las condiciones que vienen estarán marcadas por precipitaciones y temperaturas por encima de los valores normales.

Reserva de humedad en la región Pampeana:

Las precipitaciones durante los últimos meses fueron en general excesivas sobre la región, lo que queda reflejado al analizar las reservas hídricas como puede observarse en la figura 1. Las zonas con mejores reservas se encuentran en la provincia de Buenos Aires y disminuyen hacia La Pampa, Córdoba y centro de Santa Fe.
Si bien en el transcurso del mes de Junio las lluvias no fueron importantes sobre el sur y sudoeste de Buenos Aires, las reservas aún serían buenas.

 
Figura 1) Agua disponible en el suelo en porcentaje.
Método Fortelay – Aiello. Fuente: www.smn.gov.ar

 

Probabilidad de desarrollo de “El Niño”:

Los pronósticos estacionales mantienen su postura en prever temperaturas por encima de los valores normales sobre el océano Pacífico ecuatorial como pudimos observar en informes previos en www.climacampo.com.ar.
Según las proyecciones que se muestran en la figura 2, sobre una de las áreas monitoreadas como es la zona Niño 3, las condiciones que se prevén durante el próximo trimestre y hasta fin del corriente año, muestran condiciones “Niño”.

 
Figura 2: En la figura se muestra, en línea de puntos, el valor de las anomalías de temperatura
de superficie del mar en la región Niño 3, sobre el océano Pacífico Ecuatorial.
En líneas continuas, se muestran los diferentes pronósticos, los que indican
la probabilidad de formación del fenómeno del Niño (anomalías mayores a 0.5°C y en torno a 1°C).
Fuente: http://www.ecmwf.int

 

Las temperaturas y precipitaciones en el trimestre en curso:

Todo parece indicar que en lo que resta del año, las precipitaciones serán superiores a las normales, especialmente en los últimos meses del año. Si bien, los modelos no muestran concordancia en prever lluvias excesivas durante este trimestre, las condiciones de humedad existentes seguramente favorecerán la ocurrencia de precipitaciones sobre la región Pampeana y noreste del país.
En cuanto a las temperaturas parecería haber un acuerdo mayor en las proyecciones, indicando un escenario con marcas térmicas promedio por encima de la media.
Estos resultados también se extienden a nuestro vecino país Uruguay.
A continuación, en la figura 3 (a y b),  se presenta el pronóstico elaborado por el Instituto internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en Inglés) que muestra el patrón esperado. En este caso, el IRI, no prevé lluvias por encima de lo normal sobre el centro y norte de la región Pampeana como sí lo proyecta el Centro Europeo de pronósticos a Mediano Plazo (ECMWF).  


Figura 3: La figura, muestra el pronóstico elaborado por el IRI
(Instituto internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad)
para el trimestre  Julio – Agosto- Septiembre.
Fuente: http://iri.columbia.edu 

Conclusión

Las perspectivas para lo que resta del año indican que se mantiene la probabilidad del desarrollo del fenómeno de “El Niño” lo que tendrá asociadas lluvias por sobre lo normal sobre el sudeste de Sudamérica especialmente a  partir de la primavera. Este escenario afectaría principalmente la región Pampeana, noreste del país, sudeste de Brasil y Uruguay.
Tomando en cuenta que las reservas de agua en general son buenas a excesivas, podríamos pensar que los riesgos para los cultivos se presentarán especialmente por excesos y no por déficit hídricos así también como en las tareas de siembra y cosecha.
En cuanto a las temperaturas, durante los próximos meses, los modelos concuerdan en pronosticar temperaturas por sobre lo normal lo que implica una disminución de la frecuencia de heladas esperadas. Esto no descarta que algunas de ellas sean fuertes.

 Fuente:

http://www.climacampo.com.ar
http://www.smn.gov.ar
http://iri.columbia.edu 
http://www.esrl.noaa.gov 
http://www.ecmwf.int
http://drought.mssl.ucl.ac.uk/
http://www.ora.gov.ar /

Compartir esta página:

 
Si desea recibir los nuevos informes mediante un Newsletter
puede hacerlo haciendo click aquí.